¿Qué se considera accidente laboral y qué no?

¿Qué se considera accidente laboral y qué no?

¿Cuándo se considera que un accidente es laboral?

 

Qué se considera accidente laboral y qué no: puede parecer una cuestión sencilla, pero en la práctica, y por desgracia, siempre acaba resultando bastante compleja. La definición de este concepto nos habla de los accidentes que suceden mientras el trabajador está yendo a su lugar de trabajo, o cuando vuelve de él. No obstante, es necesario examinar cada caso concreto y todas las circunstancias específicas bajo las que se produce cada accidente.

Entender qué es un accidente laboral y qué no es, como podemos imaginar, muy importante. La razón es sencilla: en el caso de que suframos un percance de camino al trabajo, o volviendo a nuestra casa, de esta calificación dependerá la prestación por incapacidad que podamos percibir.

Sobre la base de sentencias pasadas relacionadas con este tema, podemos entender que la clave para que un accidente se considere laboral es que exista una conexión clara entre el domicilio del accidentado, su lugar del trabajo y el trayecto.

Un ejemplo puede ayudarnos a entenderlo mejor: no es lo mismo caernos en las escaleras de nuestro edificio, nada más haber salido de casa, que hacerlo ya en la calle. En el segundo caso, se entendería que nuestro desplazamiento hacia el trabajo ya ha comenzado. En el primer caso, aún no.

Tampoco se consideran accidentes laborales los que suceden en desplazamientos que interrumpen la jornada de trabajo. Así, si abandonamos nuestro puesto para, por ejemplo, ir al médico y antes de volver tenemos un accidente con nuestro coche o sufrimos cualquier tipo de percance mientras caminamos, no sería un accidente laboral. Es imprescindible que sean desplazamientos de ida y vuelta al trabajo sin ningún tipo de interrupción.

 

Cada tipo de accidente tiene sus propias circunstancias

 

Por supuesto, estos solo son criterios generales. Como ya avanzábamos al principio, la consideración de accidente laboral dependerá de las circunstancias concretas en las que se produzca cada problema. Pueden influir, entre otras, el nivel de riesgo del desplazamiento, el tipo de vía en el que tengamos el accidente, si nos estamos movimiento con nuestros medios habituales o no… en definitiva, una larga lista de circunstancias que deberán ser examinadas por el tribunal correspondiente.

A pesar de que no sea posible dejar totalmente claro qué se considera accidente laboral y qué no, dado el amplio número de factores que deben ser investigados en cada caso, sigue siendo un concepto que es importante entender y tener presente. De esa forma, tendremos un poco más claro, en líneas generales, cuándo debemos reclamar una compensación y cuándo no procede.

Si quieres saber más acerca de los accidentes laborales u otros conceptos similares que afectan a empresas y trabajadores, te animamos a ponerte en contacto con nosotros. En Serval Nervión contamos con un equipo de asesores expertos en material laboral, fiscal, contable y financiera: los mejores profesionales, preparados para ayudarte en todo lo que puedas necesitar.

Llámanos ahora al 94 694 13 23 o escríbenos a serval@servalnervion.com y te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso.