¿Qué es un ERTE y cómo afecta a empresa y trabajadores?

¿Qué es un ERTE y cómo afecta a empresa y trabajadores?

 

¿Qué es un ERTE? Un concepto habitual en la crisis del coronavirus

 

¿Qué es un ERTE? Es una pregunta que se escucha cada vez con más frecuencia. Los ERTE eran, hasta hace poco, una figura desconocida… pero la crisis del coronavirus los ha convertido en un concepto muy habitual y con el que, para bien o para mal, tendrán que familiarizarse muchos trabajadores y empresas.

ERTE son las siglas de Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Es una modalidad de despido que permite aparcar de forma temporal a parte o toda la plantilla de una empresa para hacer frente a una caída significativa del volumen de negocio y los ingresos. Grandes empresas como Burger King o SEAT fueron algunas de las primeras en recurrir a un ERTE cuando la crisis del coronavirus y el posterior confinamiento de gran parte de la población española hundió sus previsiones de negocio.

 

¿A cuántos empleados puede afectar el ERTE y qué derechos tienen?

 

Para saber a cuántos trabajadores puede afectar un ERTE, debemos saber que existen tres niveles: las empresas con 100 empleados o menos deberán aplicar el ERTE al menos a 10 trabajadores; las empresas de entre 100 y 300 empleados, a un 10% de la plantilla; las empresas con 300 o más trabajadores, a un mínimo de 30 de ellos.

Normalmente, tienen derecho a recibir el paro todos los trabajadores que hayan acumulado por lo menos un año, un poco menos: 360 días en los seis años anteriores. Pero el ERTE es un caso especial: para este tipo de despidos, en plena crisis del COVID-19, los empleados no tendrán que haber acumulado ese tiempo de trabajo.

Así, los trabajadores en ERTE tendrán derecho a recibir una pensión por desempleo del 70% de la base reguladora durante los primeros seis meses. A partir de ese momento, la cantidad será del 50% de la base reguladora.

La empresa, por su parte, no deberá indemnizar de ninguna manera a los trabajadores en ERTE. No obstante, es importante tener en cuenta que a lo que sí está obligada es a reincorporar a la plantilla a todos los trabajadores afectados cuando termine el período de tiempo marcado para el ERTE. Además de esto, la empresa continuará abonando el 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social respecto a su cuota empresarial.

 

Como ya decíamos al principio de este artículo, el ERTE era un concepto casi desconocido hace unos meses, pero ahora se ha convertido, rápidamente, en parte de nuestro día a día. Es comprensible que surjan dudas tanto para las empresas como para los trabajadores y, si es tu caso, lo más recomendable es que te pongas en manos de una asesoría laboral, contable, fiscal y financiera como Serval Nervión.

Si quieres saber más acerca de lo que implica un ERTE o tienes dudas sobre cualquier otra cuestión que afecte a tu empresa o tu vida laboral, no te lo pienses: contacta con nosotros sin compromiso en el 94 694 13 23 o en serval@servalnervion. ¡Te esperamos!