Ley de Registro Horario: ¿cuáles son las infracciones más frecuentes?

Ley de Registro Horario: ¿cuáles son las infracciones más frecuentes?

La Ley de Registro Horario, una realidad para muchos trabajadores

 

Hace unos pocos meses entró en vigor la nueva Ley de Registro Horario, que ya les resultará familiar a la práctica totalidad de los trabajadores incluidos en el ámbito de aplicación que se recoge en el primer artículo del Estatuto de los Trabajadores, independientemente de su sector, jornada o características específicas.

Existen ciertas excepciones –personal de alta dirección, trabajadores de servicio de hogar, deportistas de élite, etc.–, sin contar a los empleados que están fuera del Estatuto de los Trabajadores –particularmente, los autónomos–, pero para todos los demás empleados, esta norma es obligatoria.

 

Los problemas más habituales con la Ley de Registro Horario

 

Las empresas pueden tomar ciertas decisiones a la hora de aplicar la Ley de Registro Horario, como, por ejemplo, si contar o no como parte de la jornada laboral ciertas pausas que realizan los trabajadores (para tomar un café, para salir a tomar el aire durante unos minutos, etc.). No obstante, las inspecciones de trabajo realizadas durante estos meses han sacado a relucir no esas pequeñas libertades, sino un importante número de infracciones que han elevado la cuantía de las sanciones hasta más de un millón de euros.

Dos de las infracciones más habituales son la carencia de registro horario y la falta de previsión para conservar los datos durante al menos cuatro años, tal y como indica la ley. También es frecuente, e igualmente se considera una infracción, que la empresa no tenga el registro horario accesible para sus trabajadores y sus representantes legales, además de para los inspectores de Trabajo y la Seguridad Social.

Hay que tener en cuenta que los controles de la administración serán cada vez más estrictos. De hecho, a lo largo de 2020 se lanzará una campaña sobre el registro horario de jornada que tendrá como objetivo coordinar mejor las actuaciones relacionadas con esta cuestión en las diferentes comunidades autónomas.

Por lo tanto, es recomendable que todas las empresas se tomen en serio la Ley de Registro Horario, estudien todos sus puntos y los apliquen sin excepciones. De esa manera, se evitará el riesgo de recibir una sanción; y, lo que es más importante, mejorarán el control del tiempo de los trabajadores y la remuneración que reciben por él.

Si aún tienes dudas sobre la Ley de Registro Horario y no tienes claro cómo aplicarla en tu negocio o si lo estás haciendo correctamente, no corras riesgos: ponte en manos de una asesoría legal, laboral, contable y financiera de confianza. Una asesoría como Serval Nervión.

Contacta ahora con nosotros en el 94 694 13 23 o escríbenos a serval@servalnervion.com y te atenderemos sin ningún compromiso. No lo dejes pasar.