¿Qué es la deducción fiscal?

¿Qué es la deducción fiscal?

 

Qué es la deducción fiscal: un concepto fundamental para tu negocio

 

¿Qué es la deducción fiscal? Se trata de un concepto fundamental tanto para empresas como para autónomos, aunque, en ocasiones, sigue generando ciertas dudas. La forma más sencilla y directa de definir la deducción fiscal es esta: se trata de la reducción de los impuestos que acabaremos pagando a Hacienda.

La deducción normalmente afecta a los gastos derivados de la actividad profesional o económica del contribuyente. Esos gastos pueden, en base a la legislación vigente en cada territorio, ayudarnos a que acabemos pagando menos dinero a Hacienda. Por lo tanto, y como es evidente, dispondremos de más dinero en nuestro bolsillo para destinarlo a gastos privados o a nuevas inversiones de nuestro negocio.

 

Deducción fiscal del IVA y del IRPF

 

Cuando nos preguntamos qué es la deducción fiscal, una de las confusiones habituales se produce por la doble vertiente que presenta: podemos ahorrarnos tributos por el lado del IVA o en el IRPF.

En el caso del IVA, la deducción fiscal se produce cuando la empresa o el autónomo realiza determinados gastos o inversiones (compra de nuevos equipos informáticos, por ejemplo) cuyos impuestos indirectos, habitualmente el tipo general del 21%, le son devueltos por Hacienda al final del trimestre.

La deducción fiscal del IRPF se refleja en declaración anual de la renta, y deriva de gastos como, por ejemplo, el suministro de luz, gas, agua, teléfono, línea de Internet, etc.

En cualquiera de los dos casos, deben ser gastos que estén directamente relacionados con la actividad económica que desempeñamos. Este requisito, que suele traer de cabeza a muchos trabajadores autónomos, se concreta en tres condiciones que ha de cumplir todo gasto cuyo importe queramos deducirnos:

  • Debe ser imprescindible para nuestro negocio.
  • Debe venir acompañado de la inevitable factura.
  • Debe estar registrado en nuestro libro de contabilidad.

No cumplir alguno de estos tres requisitos puede ocasionar que Hacienda sospeche que estamos haciendo “trampas” con los gastos que queremos deducirnos y realice una una inspección de nuestro negocio. Y, por cierto, si en algún momento te encuentras en esta situación, estos son los documentos que deberás tener preparados.

 

Deducción fiscal y exención fiscal, ¿cuál es la diferencia?

 

La diferencia entre deducción fiscal y exención fiscal es sutil, pero, en realidad, puede entenderse fácilmente.

La exención fiscal hace referencia a impuestos que directamente no tenemos obligación de pagar por razones como formar parte de un determinado colectivo, nuestro nivel de ingresos, etc.

La deducción fiscal, en cambio, se refiere a impuestos que sí debemos pagar, pero cuyo importe nos es devuelto posteriormente por la Agencia Tributaria por haber cumplido unas condiciones determinadas.

 

Si tienes más dudas acerca de estos u otros conceptos fiscales, recuerda que estamos a tu disposición para cualquier consulta que quieras hacernos. Contacta ahora con Serval Nervión en el 94 694 13 23 o escríbenos a serval@servalnervion.com y te atenderemos sin ningún compromiso.