¿Cómo conseguir financiación para abrir un negocio?

¿Cómo conseguir financiación para abrir un negocio?

6 formas de conseguir financiación para abrir un negocio nuevo

 

Cuando tomamos la decisión de abrir un nuevo negocio o crear una empresa, conseguir financiación para nuestro proyecto suele ser una de las partes más difíciles del proceso, si no la que más. Pero es evidente que sin dinero ningún negocio puede convertirse en algo más que un boceto sobre un papel, así que esta tarea, por complicada que resulte, es imprescindible.

Antes de plantearnos a quién acudir para conseguir financiación, deberemos tener claro cuánto dinero necesitamos para comenzar. Habrá que tener en cuenta la inversión inicial, los gastos corrientes más relevantes y, por supuesto, los intereses de la financiación.
 
Además, nadie apoyará nuestra naciente empresa si la idea no resulta atractiva, así que también necesitaremos un plan de negocio que explique con todo detalle cómo y en cuánto tiempo pensamos lograr beneficios, qué les aportaremos a nuestros clientes… en definitiva, que convenza a los posibles inversores de que la idea de negocio que queremos llevar a la práctica es realmente viable.

Partiendo de esa base, que debe estar muy trabajada, podemos conseguir financiación para abrir un negocio recorriendo a estas vías:

  1. Bancos. Siempre parecen la opción más evidente, pero cuidado: solo te concederán un préstamo si tu proyecto parece sólido y tiene potencial para generar los ingresos suficientes como para devolver el préstamo que te concedan.
  2. Ayudas y subvenciones. Existen numerosas ayudas que pueden serle de utilidad a un nuevo proyecto empresarial: subvenciones por innovación y competitividad, para jóvenes emprendedores, bonificaciones, incentivos fiscales… optar a este tipo de ayudas exige un trabajo de investigación previo, y probablemente bastante papeleo, pero seguramente merecerá la pena.
  3. Crowdfunding. A través de ciertas plataformas online, es posible obtener financiación gracias a las aportaciones voluntarias de usuarios que pueden encontrar el proyecto interesante. Normalmente se suele ofrecer algo a cambio del dinero recibido (recompensas variables en función de la cantidad).
  4. Business angels. Inversores privados que actúan no solo como fuentes de financiación, sino como “mentores” que aportan su experiencia empresarial y contactos.
  5. Entidades de capital riesgo. Son fondos privados que participan en el capital de empresas que aún no cotizan en bolsa.
  6. FFF. Family, Friends and Fools, es decir, familiares, amigos y conocidos. Es una fuente de financiación limitada, generalmente, pero que ofrece una gran flexibilidad. Es difícil que sea la fuente de financiación principal de nuestro negocio, pero se trata de una aportación que no debería descartarse a la ligera.

Si quieres saber más sobre cómo conseguir financiación para abrir un negocio o cualquier otro aspecto del proceso de creación de una empresa, no lo dudes y contacta ahora con Serval Nervión.

Somos una asesoría contable, financiera, laboral y fiscal con años de experiencia y estamos seguros de que podemos ayudarte. Queremos implicarnos en tu proyecto. ¿Hablamos?

Contacta con Serval Nervión en el 94 694 13 23 o escríbenos a serval@servalnervion.com.