LAS NOVEDADES PARA EL AUTÓNOMO QUE TRAE LA NUEVA LEY

LAS NOVEDADES PARA EL AUTÓNOMO QUE TRAE LA NUEVA LEY

Ha sido una semana de cambios en la normativa que afecta a los trabajadores autónomos, y es que se ha publicado el 28 de junio en el BOE la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017, y ayer 29 de junio se aprobó por unanimidad la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que se prevé que se publique después del verano.

Las principales novedades que recogen ambas normativas son las siguientes:

Ley de Presupuestos 2017

  • A partir de julio se incrementa la base mínima aplicable en el RETA que se sitúa en 919,80 euros (hasta ahora era de 893,10 euros), por lo que la cuota de dicho colectivo aumentará aproximadamente 8 euros al mes.
  • También se modifican las bases de cotización aplicables para autónomos de 47 o más años.
  • En general:

Base máximas y mínimas desde julio 2017

 Base mínima Cuota mínima
                  919,80 €                    275,02 € – en la mayoría de los casos
                  919,80 €                           50 € – bonificada
               1.152,90 €                     344,71 € – Administradores etc.
        Base máxima           Cuota mínima
               3.751,20 €                   1.121,61 €

 

Ley de Reformas Urgentes del trabajo autónomo

– Medidas de Fomento emprendimiento y reemprendimiento

  • La actual tarifa plana de 50 euros pasa de 6 meses a un año de duración.
  • Los emprendedores podrán optar de nuevo a la tarifa plana dos años después de haber finalizado la actividad empresarial, hasta ahora debían pasar 5 años.

-Eliminación de trabas administrativas

  • Los autónomos podrán darse de alta y de baja en el RETA hasta 3 veces cada año, coincidiendo los efectos con los días reales de alta y baja y no como hasta ahora que tenía efectos del mes completo y por tanto se debía pagar toda la cuota a pesar de haber iniciado la actividad por ejemplo a mediados de mes.
  • Los profesionales autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces en el mismo año su base de cotización, en función de sus intereses e ingresos.
  • Se han reducido los recargos por retraso en los pagos a la Seguridad Social a la mitad, pasando del 20% al 10% en el primer mes.
  • Se devolverá el exceso de cotización de los trabajadores con pluriactividad sin que tengan que solicitarla.
  • La cuota de los autónomos societarios quedará vinculada a la subida del salario mínimo interprofesional, de manera que se determine en los presupuestos generales del Estado (PGE) cada ejercicio, y después de hablarlo con las asociaciones de autónomos más importantes.

-Mejora compatibilización social.

  • Se permite la compatibilización al 100% del trabajo por cuenta propia con la pensión del autónomo que sea empleador.
  • Se ha establecido una tarifa plana de 50 euros de cuota para las mujeres que se reincorporen al trabajo después de la baja por maternidad.
  • Se ha aprobado la exención del 100% de la cuota de autónomos durante un año para el cuidado de menores o dependientes.
  • Se aumenta hasta 12 años (antes 7) la edad de menores a cargo que da derecho al reconocimiento de la bonificación por conciliación.
  • Bonificación 100% de la cotización a la Seguridad Social para trabajadores autónomos durante descanso por maternidad, paternidad, adopción etc.
  • Mejoran las condiciones de los emprendedores con discapacidad.
  • Se facilita y se permite la contratación a los hijos discapacitados de los autónomos.
  • Se reconoce el accidente in-itinere (es decir, de ida o de vuelta al puesto de trabajo) en los profesionales autónomos.
  • Mejoran los programas de formación, con el fin de mejorar su competitividad y consoliden su actividad empresarial.
  • Se mejora la formación en prevención de riesgos laborales en los profesionales autónomos.

-Fiscalidad y seguridad jurídica (Territorio Común)

  • Los autónomos podrán deducirse parte de los gastos de suministros, como el agua, la luz, la electricidad y la telefonía, siempre y cuando se trabaje desde casa. En concreto el 30% del porcentaje de metros cuadrados de la vivienda que estén destinados a la actividad.
  • Se han establecido deducciones por la manutención con un límite de 26,67 € diarios, siempre que los pagos se realicen por medios telemáticos y en establecimientos hoteleros o de restauración.

Por fin, buenas noticias para el trabajador autónomo, que desde hace tiempo forma parte de un colectivo que necesitaba una mejora en su protección social y una mayor flexibilidad para el desarrollo de su actividad.

 

Leire Laspeñas